Archivo de la etiqueta: Gestoría Náutica Barcelona

Trámites para barcos extranjeros

¿Has visto un catamarán de ensueño con matrícula de otro país? ¿Resulta que ese increíble velero con otra bandera que atracó hace poco en el puerto acaba de colgar el cartelito de “Se vende? Si has encontrado el barco que buscabas y resulta que es extranjero, hoy vamos a hablarte de los trámites que tendrás que realizar para abanderarlo en España. Es importante tener en cuenta que las cuestiones relacionadas con la seguridad, las titulaciones o las inspecciones dependerán de la bandera que ondee en la embarcación.

Si quieres abanderar un barco extranjero en España, el primer paso que debes cumplir es rellenar el formulario de solicitud de abanderamiento en la Capitanía Marítima que te corresponda; siempre es recomendable elegir la más cercana a la embarcación porque así se agilizarán las revisiones por parte de los inspectores delegados. A este formulario deberás incluir un listado de los nombres propuestos y la categoría de navegación.

Además, también deberás adjuntar toda la documentación del propietario del barco, el contrato de compraventa de la embarcación para que la Administración pueda realizar una fotocopia cotejada, el certificado de baja de bandera actual, el justificante de pago y el certificado de adeudo y la fotocopia cotejada del DUA (documento único aduanero), mediante el cual se ratifica que se han abonado todos los aranceles pertinentes en la aduana.

A esta documentación hay que adjuntar también toda la documentación técnica de la embarcación que acredite que cumple con las normas de construcción si va a utilizarse para chárters. También hay que tener en cuenta que todas las embarcaciones de una eslora igual o inferior a 12 metros están exentas de ser abanderadas y matriculadas si cuentan con el marcado CE, aunque si lo deseas puedes abanderarla y matricularla de todas formas.

Desde el momento en que se inician los trámites, dispones de un plazo de 6 meses para finalizarlos en los que se emite un documento provisional que te identifica como propietario de la embarcación, que podrá navegar en su zona correspondiente y sin salir de las aguas del territorio español. Una vez realizados todos estos pasos y con la consecuente aceptación de la Administración, tu barco de recreo ya estará en disposición de enarbolar el pabellón español.

Ten en cuenta que no es obligatorio que abanderes tu barco con bandera Española. Mientras pagues los correspondientes impuestos en España y cumplas con la normativa Española en cuanto a titulaciones y seguro de responsabilidad civil y contaminación accidental ( Ley 14/2014 de 24 de Julio, de Navegación Marítima).

Como suele suceder, llevar a cabo este tipo de trámites suele ser una tarea farragosa que conlleva bastante tiempo: lo más práctico suele ser encomendarla a una gestoría náutica especializada, que se encargará de llevar a cabo todo el papeleo con la mayor diligencia y siempre asegurando unos resultados óptimos. ¿Quieres que te ayudemos a realizar cualquier trámite con tu embarcación? ¡No lo dudes y llámanos!

vela

Anuncios

Por qué confiar en una gestoría náutica en Barcelona, para realizar mis trámites con capitanía marítima.

IMG_20150130_233032

Desde cambiar el nombre de tu barco hasta renovar tu seguro de embarcaciones, los trámites relacionados con el mundo de la náutica son muchos y muy tediosos. Y si no nos crees, es que o bien aún no has tenido que realizar demasiados, o bien has tenido la gran suerte de no encontrarte —¡por ahora!— con ningún problema burocrático de los que tanto abundan en las Capitanías marítimas. Y sobre esto queremos hablarte hoy: sobre las ventajas de confiar en una gestoría náutica en Barcelona.

Lo primero que te diremos es que ahorrarás tiempo, pero también salud. ¡En serio! Bastará con mirar en cualquier foro náutico o con preguntarle a uno o dos conocidos para ver que se trata de una opinión más o menos generalizada: moverse por la Administración es como deslizarse por un terreno pantanoso, y conseguir a la primera ese servicio que necesitas es, casi, un motivo de celebración.

Lo más habitual es tener que pasar por Capitanía dos o tres veces, como mínimo. La mayoría de las veces, esto se debe a una falta de experiencia más que comprensible: al fin y al cabo, no es la norma tener que realizar cambios administrativos sobre nuestra embarcación, ¿verdad? En cambio, una gestoría náutica en Barcelona estará más que habituada a realizar este tipo de servicios.

En primer lugar, porque una gestoría náutica especializada centra su actividad en este tipo de tareas y, por tanto, ya sabe exactamente qué documentación necesita para cada trámite —ya sabes lo que dicen: ¡la práctica hace al maestro!; en segundo lugar, el hecho de tratarse de una gestoría náutica especializada hará que los contactos sean mejores y que las cosas se aceleren un poquito por parte de la Capitanía.

Descubre todo lo que una gestoría náutica en Barcelona puede hacer por ti

Para empezar, te diremos que una gestoría náutica especializada se encarga de tramitar cambios de nombre o de lista, matriculaciones, contratos de compra-venta, homologaciones y un largo etcétera relacionado con toda la documentación relativa a tu embarcación. Por tanto, sabrá exactamente qué papeles pedirte para conseguir su objetivo a la primera.

Además, una gestoría náutica en Barcelona también se encargará de buscarte el seguro de embarcaciones más óptimo para ti según el tipo de barco que tengas, el uso que vayas a darle y los extras que quieras cubrir. Al fin y al cabo, el hecho de ser una gestoría especializada repercute en un mejor conocimiento del mercado segurador y en una personalización casi total de la oferta.

Así que, por si no lo tenías muy claro, podemos resumir las ventajas de confiar en una gestoría náutica en Barcelona en dos ejes: por un lado, el ahorro en tiempo y, por el otro, la seguridad de trabajar con un equipo profesional y especializado en el mundo de la náutica. Y no nos referimos, únicamente, al tiempo que pierdes en ir a Capitanía a dejar un documento: nos referimos también al que pierdes desplazándote hasta allí, a las colas, al tener que volver a casa porque nos hemos dejado un papel o dos…

Como siempre, lo mejor es dejarse asesorar por profesionales que sabrán, en todo momento, cuál es la mejor solución para cada caso, qué necesidades concretas tienes y, sobre todo, cómo desenvolverse en Capitanía para conseguir aquello que necesitas. No está nada mal, ¿no?